• Share on Google+

Con ciudades cada vez más grandes y populosas, el transporte público se vuelve un factor clave a la hora de pensar y experimentar la movilidad en las urbes más importantes de Latinoamérica. Por eso Properati.com.mx, el portal para encontrar tu próximo hogar, reconstruyó los recorridos de los transportes en la Ciudad de México, San Pablo y Santiago de Chile.

En todos los casos, se puede ver la evolución a lo largo del día y cada color representa un medio de transporte distinto. Así, se observa cómo en las horas pico aumenta la frecuencia, para ir aquietándose con el paso del tiempo y la llegada de la noche.

En la CDMX, durante el día hay una gran oferta. Trenes ligeros, metro, tren y bus cubren casi la totalidad de la ciudad, pero cuando se acerca la noche, bajan las frecuencias y el metro deja de funcionar, quedando sólo algunos buses y trenes ligeros durante la madrugada para retomar el dinamismo a desde las 5 am, cuando al red se prepara para llevar a la gente a sus trabajos.

Si bien el rojo predomina en el mapa, por ser el bus el transporte con más alcance y frecuencia, comparada con otras ciudades, la CDMX tiene la oferta relativamente bien distribuida, con una importante presencia del metro y los trenes ligeros.

En Santiago de Chile, si bien en los últimos años el metro ha tenido un fuerte crecimiento,  aún se puede ver la preponderancia de los modos de transporte no guiados, como el bus, que en las horas de mayor demanda multiplican su presencia. Vale destacar que los modos guiados son más eficientes y menos contaminantes, pero requieren del desarrollo de infraestructuras.

San Pablo es otro ejemplo de supremacía de los buses. En la gran ciudad brasileña, conocida por el caos vehicular, el transporte público es en mayor medida no guiado y circula por las mismas vías que los automóviles.


Las visualizaciones de este post fueron realizadas por Mariana Poskus, arquitecta especialista en Planeamiento Urbano.