• Share on Google+

En los últimos años, la Colonia del Valle, una de las de mayor historia en la Ciudad de México, ha vivido un “boom” inmobiliario en el que las antiguas casas construidas sobre grandes extensiones de terreno, remanentes de las villas campestres que se construyeron aquí durante el porfiriato, se han visto sustituidas, poco a poco, por modernos edificios de departamentos.

Por ejemplo, en la zona norte de esta colonia, la que colinda con el Viaducto ‍Miguel Alemán, de cada 100 propiedades que se ofrecen, ya sea en renta o a la venta, 75.5 son departamentos, con precios a la venta que van desde los 449 mil hasta los 8.35 millones de pesos.

Por el contrario, la oferta de casas, en renta o venta, es apenas del 12.2% con precios de venta entre los 1.8 millones y los nueve millones de pesos, mientras el restante 12.3% son otro tipo de inmuebles como oficinas, locales comerciales o lotes vacíos.

Cabe tomar en cuenta, en este sentido, que desde los años 20 del siglo pasado, esta colonia, con una superficie de alrededor de 16 kilómetros cuadrados, ha estado entre las preferidas de la clase media alta de la capital mexicana, lo cual influye de manera importante tanto en el tamaño como en el costo de las viviendas.

Así en la llamada Del Valle centro, 75.3% de las propiedades en oferta son departamentos, con costos a la venta entre 985 mil y 8.7 millones de pesos, mientras las casas conforman apenas 15.4 por ciento del mercado y sus precios de venta están entre los 750 mil y los 26 millones de pesos.

Por último, en la zona sur, colindante con el Eje 6 Sur en su tramo Ángel Urraza, el mercado es 86.3 por ciento de departamentos, cuyos costos oscilan entre 550 mil y 13 millones de pesos, mientras cinco por ciento son casas, con un precio promedio de venta de 7.75 millones de pesos.

En comparación, la colonia Tlacoquemécatl, antes considerada parte de la Del Valle, pero ahora una demarcación aparte colindante al sur con esta última, cuenta con un mercado compuesto en un 79.2% por departamentos de entre 850 mil y 9.9 millones de pesos y apenas 4.5% de casas que van de los dos millones a los cuatro millones de pesos.

Otra de las colonias con mayor tradición en la Ciudad de México y vecina de la Del Valle por su lado oriente, la Narvarte, también se ha visto afectada por este mismo “boom” y su mercado se compone de 83.7% de departamentos que van de los 447 mil a los 4.8 millones de pesos y 9.5 % de casas, con precios de venta de 2.2 millones a 14.5 millones de pesos.

Del otro lado de la Avenida de los Insurgentes, que es el límite poniente de la colonia Del Valle, el mercado inmobiliario de la colonia Nápoles se compone de 89.4% de departamentos a la renta o en venta y en este último caso, los precios van de los 773 mil a los 12 millones de pesos, en tanto el magro uno por ciento de casas que se ofrecen varían su precio entre 1.75 millones y 13 millones de pesos.

Un poco más al norte de la Nápoles, en la colonia Nochebuena, donde se ubican la Plaza de Toros México y el Estadio Azul, los departamentos acaparan el mercado con 93.9% de las ofertas de renta o venta, con precios de compra de entre 850 mil y 4.5 millones de pesos, mientras el 6.1% son casas que oscilan entre los cuatro millones y los 5.4 millones de pesos a la venta.

Por último, del lado sur-poniente de la Del Valle, en la también cercana Santa Cruz Atoyac, 89.1% de las operaciones de renta o venta involucran departamentos, con costos entre los 960 mil y los 6.3 millones de pesos, mientras 6.9% son casas, con precio de venta entre los 1.7 y los 10 millones de pesos.

La constante demanda de vivienda y la falta de espacio en una urbe en constante crecimiento como la Ciudad de México ha ido cambiando poco a poco el mercado inmobiliario y, tal como en la Colonia del Valle, cada vez son menos las casas y más los departamentos que se ofrecen, ya sea a la venta o en renta, tendencia que seguramente crecerá en los años por venir.

A continuación, el porcentaje del mercado que ocupa cada tipo de propiedad en la Del Valle y colonias circundantes: